Página Entidad

Bloque Principal

icono
Saluda del Alcalde
usted está en Ayuntamiento » Saluda del Alcalde

DISCURSO DE INVESTIDURA DEL EXCELENTÍSIMO ALCALDE MANUEL BORREGO:

"He venido a servir, a trabajar por el bien común de mi pueblo, a intentar conseguir una sociedad más equilibrada, más justa y con mayores cotas de bienestar. Y, por encima de todo, a atender a los más desfavorecidos, aquellos que más necesitan de la política en sus vidas. Así me presento y os entrego estos principios que marcarán mi hoja de ruta. Y los entrego en una sincera y cálida bienvenida a los Concejales y Concejalas que se incorporan a esta apasionante actividad que es la vida pública.

                                                                                               

Inicio de esta forma el noble acto al que hoy asistimos, porque lo hago con el firme convencimiento de que así respondo a quienes se empeñan en desprestigiar la política: sólo desde la política se pueden cambiar las cosas. De ahí que lo comparta con vosotros y vosotras, representantes políticos de la nueva Corporación Municipal que hoy empieza a andar.

Como Corporación tenemos una enorme responsabilidad: adoptar únicamente aquellas decisiones que vayan en beneficio de nuestro pueblo, que potencien su desarrollo. Algo tan sencillo de exponer encierra grandes complejidades, sin duda, porque cada uno de los grupos políticos aquí representados tiene su ideología y su propia manera de entender y actuar ante los problemas. Sólo desde el diálogo, el intercambio de pareceres y la exposición de argumentos razonados será posible que todos podamos trabajar como debemos y nos han exigido los ciudadanos.

Ahora bien, deberemos reconocer que tenemos una gran ventaja para seguir avanzando a cotas de desarrollo. Y me dirijo, fundamentalmente, a los Concejales que acaban de entrar en esta Corporación. Ventaja porque tenemos una buena parte del camino recorrido para seguir haciendo las cosas bien o muy bien. Reconocidas y justificadas están las cotas de progreso, empleo y bienestar que se reflejan en el continuo crecimiento en población que tenemos en los últimos años, mientras en la mayoría del mundo rural sucede al contrario, con un problema de despoblación acuciante.

Yo creo en este pueblo, en nuestra gente y en sus potencialidades. Y pido a esta Corporación que tenga confianza en su pueblo, que recapacite en lo que han expresado los ciudadanos en las urnas, que es la voluntad y la esencia de la propia democracia. Son nuestros conciudadanos los que han decidido que estemos aquí representados en la proporción que ellos han marcado. En nuestro caso, en el del Partido Socialista, por una amplia e histórica mayoría, en la que por primera vez, tengo el honor de ser Alcalde.

¿Cómo lo interpreto? No encontrarán en mí, se lo aseguro, y sobre todo a los ciudadanos, una pizca de prepotencia ni de espíritu de dominio. Creo, sencillamente, que se debe a que se desea que el Partido Socialista continúe trabajando con el mismo compromiso que hasta la fecha ha realizado en sus 40 años de gobiernos municipales en la localidad en los que se ha caracterizado por progreso, convivencia, igualdad de oportunidad y justicia social.

El importantísimo apoyo que recibimos el pasado 24 de mayo no hace más que reafirmarme en mis convicciones. A mayor apoyo y más concejales, hay que tener más humildad. Trabajar día a día, con los pies en el suelo, recorrer las calles, con sensatez y no prometiendo, sino comprometiéndonos con los ciudadanos.

Me considero un valverdeño muy muy afortunado. Es la primera vez que recibo esta confianza de una gran mayoría de mis paisanos para regir el gobierno municipal. Cuando la política mantiene su verdadera esencia, su auténtico espíritu de servicio a la sociedad y cuando se lleva la bandera y credencial de la honestidad, es cuando el compromiso adquirido se convierte en el único fin, la única razón de tener entre las manos, con el más puro simbolismo, el bastón de mando.

Permítanme que con estas palabras dispense el más cariñoso de los homenajes a un gran político de nuestro pueblo: Baldomero Jimeno. A él va este reconocimiento, a quién le debo lo poco o lo mucho que hoy sé de la Política.

Con la mirada puesta en el futuro y porque el presente ya es esperanzador, me satisface especialmente entrever el mucho trabajo que tenemos por delante. Es innegable que nuestro pueblo ha experimentado una profunda transformación a lo largo de los últimos 40 años y que seguiremos trabajando en esa misma línea. Porque lo único que nos importa y preocupa son las personas.

No voy a cambiar mi forma de ser, después de estos 16 años como Teniente de Alcalde, mantengo los principios que han guiado mi vida, los principios que aprendí en mi casa y que me inculcaron mis padres. Y con el respeto que se merecen los proclamo aquí. Unos principios en los que la responsabilidad, el compromiso, la humildad, la lealtad, la honestidad y la cercanía son constantes en mi vida. A tales principios sumo el convencimiento de que seguiré siendo el mismo, como hasta ahora. Una persona que mira a los ojos de las personas, que a veces podré resolver un problema y otras muchas no, pero que siempre escucharé, siempre me podrán abordar en cualquier lugar y charlar. Porque no solo seré Alcalde cuando esté en el despacho, seré Alcalde las 24 horas del día, los 365 días al año. Y no me despojaré, ni tampoco lo he hecho en todo este tiempo, de mi condición de ciudadano: más que un Alcalde-Presidente, quiero ser un Alcalde-Ciudadano, siendo un valverdeño más.

Porque quiero que, cuando ya no sea Alcalde, pueda seguir hablando con las personas, mirarlas a los ojos y saber que siempre he hecho todo lo posible por mi pueblo, a pesar de que muchas cosas se me escaparán y de que, como humano, cometeré errores. Quiero defender la dignidad de la vida pública, la honestidad de los políticos que, con vocación de servicio, entregamos nuestro esfuerzo, desvelos y casi una parte de nosotros mismos por mejorar la vida de los demás. En estos tiempos tan convulsos y con la aparición de nuevos modelos políticos, reitero que mantendremos nuestras señas de identidad, las que han guiado a un partido centenario, como el Socialista, a su contacto diario con los problemas de la gente.

Diálogo, participación e implicación de todos. Todos somos absolutamente necesarios. Voy a seguir contando con todos y cada uno de los ciudadanos y con todos los colectivos. En nuestro proyecto todos caben y nadie sobra.

Mi forma de ser fuera y dentro del gobierno no es desconocida. Como tampoco lo es la transparencia en mi forma de actuar y que será la seña de identidad de esta Corporación. Quiero también manifestar algunos de nuestros compromisos por los que trabajaremos para que se conviertan en realidad:

- Nuestra prioridad será el empleo, apoyando al sector empresarial y autónomo de nuestro pueblo, colaborando con la Junta de Extremadura en planes especiales para erradicar la pobreza.

- Continuar en la ampliación de los derechos sociales con los ciudadanos.

- La atención permanente a familias con dificultades económicas.

- La venta de suelo urbano barato para que jóvenes y familias tengan acceso al derecho de la vivienda.

- La ampliación del polígono industrial y adecentar de la carretera de Valverde-Badajoz.

- Iniciar las obras de mejoras del Arroyo Bonal, eliminando las propiedades que se encuentran en su cauce.

- Crear la zona comercial abierta de Valverde de Leganés, generando economía y empleo.

- Desplegar la fibra óptica para todos los ciudadanos.

- Iniciaremos políticas turísticas que pongan de relieve las potencialidades de nuestro municipio.

- Seguiremos potenciando el Deporte y desarrollando una clara vocación y actividad cultural.

Al Partido Popular (PP) le tiendo la mano del diálogo y la concordia así como la participación, sin que para ello tengan que renunciar al principio democrático de la discrepancia política.

Desde hoy comienza una nueva etapa, un nuevo tiempo ilusionante y cargado de responsabilidad. En este proyecto colectivo que presento no estoy solo. Cuento con un grupo de personas que tienen mi plena confianza y a quienes solo les he pedido una cosa: pasión por nuestro pueblo para trabajar cada día por él. En todos confío y sé que van a hacer lo imposible porque todos y cada uno de los ciudadanos nos sintamos orgullosos del lugar en el que vivimos.

Cuento con un gran equipo, un equipo que no sería nada, lo digo con total sinceridad, sino tuviéramos la complicidad de los ciudadanos. Su implicación y el querer a su pueblo. Por la confianza depositada, por el compromiso adquirido y porque nuestros vecinos son exigentes, no bajaremos la guardia en ningún momento. Esa misma exigencia nos hará ver en qué acertamos y donde podamos fallar para poder rectificar.

No ocultaré mi alegría por ciertos acontecimientos que refuerzan la esperanza en el futuro que ya llega, para España, para Extremadura, para la provincia de Badajoz y para Valverde de Leganés.

Pedro Sánchez en el Gobierno de España, Guillermo Fernández Vara en el Gobierno de Extremadura y Miguel Ángel Gallardo en el gobierno de la Diputación Provincial regirán nuestros destinos, que sin lugar a dudas van a seguir beneficiando al futuro de nuestro municipio, situación que me alegra enormemente como valverdeño y como socialista.

Durante los próximos cuatro años voy a afrontar con entereza y dignidad representar a un pueblo gobernado bajo la identidad de unas siglas políticas que lo lleva haciendo en los últimos 40 años, durante los que los diferentes alcaldes que han sucedido desde 1979 con Antonio Asensio, pasando por Antonio Rabel, Juan Benavides, Anselmo Antúnez, Francisco Barahona y Baldomero Jimeno, han contribuido en mejorar la realidad de nuestro municipio y a los que honrosamente trataré de dar lo mejor de mí para continuar ese legado.

Finalizo. Trabajaremos todos desde hoy para que el Valverde de 2023 sea mejor que el que hoy tenemos”.

Manolo Borrego, alcalde de Valverde de Leganés